martes, 3 de enero de 2012

Rogelio Hernández (1930-2011)


En el último día del año finalizado nos dejó una de las figuras más representativas de nuestro cine. Como es de suponer, a pocos os sonará el rostro de este señor, ya que su oficio era el de interpretar y dirigir desde la sombra, en estudios de sonido. Hemos perdido a uno de los más grandes actores de doblaje, culpable de que muchos de vosotros penséis que Marlon Brando tenía voz grave. Para que os hagáis idea, en el texto extraído, paso a negrita los nombres de aquellos actores a los que cedió su inmenso talento. Sin lugar a dudas todo un profesional, responsable de que a un servidor le cueste poner en versión original muchas de sus películas favoritas.

"Rogelio Hernández Gaspar, nacido en Barcelona, comenzó su carrera artística en Madrid, ejerciendo como actor de doblaje y en ocasiones como actor teatral. Uno de sus primeros papeles importantes fue el de doblar a Jeffrey Hunter en el clásico de John Ford Centauros del desierto (The Searchers, 1956). En 1960 se instala definitivamente en Barcelona, donde comenzará una extensa carrera como actor de doblaje que duraría casi medio siglo. En los 60 Rogelio sería el idóneo y el más solicitado para doblar a actores de la talla de Marlon Brando, Paul Newman, Michael Caine o Jack Lemmon, actores a los que Rogelio seguiría doblando durante las décadas siguientes, especialmente los tres primeros. Los 60 y 70 fueron dos décadas especialmente laboriosas en el currículum de Rogelio Hernández. A parte de los ya citados, redoblaría a actores como Errol Flynn, Cary Grant y Montgomery Clift, y en la década de los 70 interviene en gran multitud de películas doblando en muchas de ellas a brillantes actores secundarios como Burt Reynolds, Gene Wilder, Bruce Dern, Roy Scheider, James Caan y Robert Duvall. En 1981 comienza a doblar a Jack Nicholson en el thriller de Bob Rafelson El cartero siempre llama dos veces (The Postman Always Rings Twice, 1981), convirtiéndose así en otro de sus actores habituales hasta la fecha. Para muchos, una gran asociación, pero tardía. También fue la voz en castellano del célebre asesino en serie "Escorpión", encarnado por Andrew Robinson en el thriller Harry el sucio (Dirty Harry, 1971) de Don Siegel. El 1 de febrero de 1986 Rogelio Hernández era homenajeado en Barcelona en la ceremonia de los Atriles de oro de la Gran Noche del doblaje, donde recibió un premio por toda su carrera. En 2008, tras graves problemas de visión, Rogelio se retiró del doblaje después de haber intervenido en los doblajes de más de 1000 películas."
De regalo, este vídeo con algunos de sus trabajos. DEP

No hay comentarios:

Publicar un comentario